LA LUNA Y LA INTUICIÓN

El olfato del que hablamos se hace sentir algunas veces como una silenciosa «voz interior».

En el lenguaje cotidiano lo conocemos con los nombres más diversos: intuición, corazonada, percepción, sensación, conciencia, olfato, buena nariz, y a menudo, también, sexto sentido. El poder de percepción de que se sirve esta voz interior sabe en todo momento qué es lo verdadero y efectivamente útil para el crecimiento personal interior y exterior, y conoce a la perfección las causas de los problemas y las enfermedades. La voz dice qué hay que hacer. Dice cuándo se debe nadar a favor o contra corriente; dice qué ayuda, qué daña -a menudo en abierta oposición a lo que usted piensa, a sus temores y esperanzas-

Todos nos hemos sentido tentados, o incluso hemos decidido hacer caso omiso de esa voz silenciosa, desnuda, que nos habla de todas estas cosas. Cuando éramos pequeños estábamos familiarizados con ella como si fuera nuestro mejor amigo y ángel de la guarda, y sólo raras veces nos abandonó por un breve lapso en nuestras vidas.

¿Por qué hemos permitido que la voz se volviera tan silenciosa? Pues porque es imparcial. Porque dice la verdad, sin consideración de rango, nombre y consecuencias que se deriven de la verdad desnuda de la que ella nos habla. Porque no se deja influir ni manipular. Porque no piensa ni positiva ni negativamente. Porque nos pone ante un espejo insobornable y bruñido. Porque ve las cosas como son.

Allí donde fracasan nuestros sentidos, la voz nos indica el camino justo. Es ella la que empuja a un ser humano, con la rapidez de un rayo y sin la menor vacilación, a lanzarse al agua y salvar a un niño de morir ahogado contra su propio temor y contra toda reflexión.

Aunque el olfato indique el camino hacia un fracaso o error inevitable, hacia una situación desagradable o dolorosa, ese camino sigue siendo el único justo y posible, ya que sólo a través de los errores cometidos en un ciento por ciento con todo el corazón y sin búsqueda ulterior del culpable podemos aprender y crecer con ellos. Obedecer esta voz puede transformar una vida desde sus mismas raíces. Abrir la puerta hacia una libertad que hoy encontramos muy raras veces y que nos atemoriza. Una libertad auténtica, que no tiene nada que ver con la «libertad de elección». ¡Esta libertad, por el contrario, nos libera de la elección! Permite juzgar tan rápido y seguro, que uno ya no tiene más opción, porque de un instante a otro se hace evidente que el procedimiento es el indicado. Las decisiones que se toman entonces se basan en una certidumbre tan inquebrantable que no hay otra alternativa. La persona que posee esta capacidad es libre, aunque esté «atada» a una silla de ruedas o viva tras los muros de una prisión. Estos seres son los únicos que ayudarán a la humanidad a superar todos los problemas que le depara el futuro.

La ciencia médica del futuro será un enriquecimiento recíproco, una confluencia de antiquísimos métodos curativos con lo mejor de la medicina moderna. Un arte en el que magia y medicamento, trato cariñoso y escalpelo, trabajo mental, oración y meditación curativos, después de siglos de un distanciamiento contrario a la naturaleza, volverán a fundirse para ver al hombre como un todo. Es el único camino posible.

El olfato y la mirada interiores y la experiencia directa han enseñado a nuestros antepasados el camino hacia los ritmos de la naturaleza y de LA LUNA, hacia un saber que merece ser abrazado con gratitud.

Johanna Paungger y Thomas Poppe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − seis =

Otros artículos

El arte del momento preciso

La respuesta a esta pregunta quizá suene un poco enigmática, pero en ella se esconde un principio fundamental del « el arte del momento preciso»:

Leer más »

HISTORIA DEL CALENDARIO LUNAR

Historia del calendario lunar A nuestros antepasados no les pasó inadvertido que el efecto y el éxito de innumerables actividades cotidianas y otras menos cotidianas

Leer más »

Confirma tu suscripción

Debes confirmar tu suscripción en el email que llegará a tu buzón de correo.

Luego llegará un email de bienvenida. Para evitar que nuestro boletín vaya a tu bandeja de spam sólo te pediremos que nos agregues a tus contactos. 

Como alternativa sencilla, puedes respondernos a ese correo con un “hola”.

×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× Necesito ayuda